Micro Relatos

MICRORRELATO
  En la oscuridad de la noche partimos en busca de luz. Nuestro coche avanzaba a través de la noche, en el silencio, la luna iba guiándonos  a través de la solitaria recta. Entonces, notamos una carcajada, yo, noté mi piel erizarse, mis ojos abrirse…Paré el coche y salimos. De repente, unas figuras nos empezaron a rodear. Nos metimos en el coche y atropellamos aquellos fantasmas, superamos nuestros miedos en aquella fría noche.


Laura Martín 2 ºESO


MICRORRELATO
    Con la esperanza de que su dueño algún día regresara se echó a dormir. El animal aullaba mirando la Luna, sentía pena y dolor al saber que su dueño había encontrado una vida mejor a las afueras. Pero el cachorro no se quedo con la tristeza de aquel día, se quedó con todos los recuerdos vividos junto a él.
                                                                                                                                 Laura Martín 2º ESO


MICRORRELATO
     Él árbol empezó a llorar al saber que su amigo el pájaro había emigrado a África en busca de clima cálido. Este lloraba mientras pensaba en los cánticos que su amigo le cantaba por las mañanas y los nuevos animales que atraía a sus ramas con su voz angelical. Pasado los días, el verano fue llegando y el pájaro regresó a los brazos de su amigo con alegría y entusiasmo por saber las nuevas novedades del bosque. Tras unos meses fueron felices pero el invierno volvió a llegar.
                                                                                               Laura Martín 2º ESO




MICRORRELATOS


  El árbol empezó a llorar hojas marrones. Los niños miraron por la ventana y se dieron cuenta que ya llegaba el otoño. Los niños todos los días iban a visitar al árbol. Y un día unos leñadores fueron a talarlo porque ya era muy viejo. Los pequeños inocentes se negaron. Y cuidaron el árbol hasta que llego el día que lo tuvieron que talar porque se caía a cachos. Los niños se quedaron contentos ya que hicieron lo que pudieron.

                                                                                     Laura Mújica  2º



  En el cielo quedo dibujado un hermoso arcoiris que el pueblo no dejaba de mirar. Nunca habían visto un arcoiris tan bonita y brillante como el de esa mañana. El hijo del artesano esa misma noche soñó con el maravilloso arcoiris. En su sueño existían escaleras para subir. Solo el sabia lo que había allí arriba.
                                                                                  Laura Mújica 2º ESO




  Y en la oscuridad de la noche partieron en busca de la luz. Se fueron de casa por miedo a que su padre también les hiciese lo mismo. Maria cogio a su hermana pequeña y fueron en busca de ayuda. De repente a lo lejos ven alumbrada una cabina de teléfono por una farola. Primero marcaron el número de la policía y les dijeron la direccion y que llevasen una ambulancia. Al colgar llamaron a sus abuelos para que les vinieran a recoger. La ambulancia llego a tiempo para salvar a aquella maltratada mujer. La policía cogio preso a su marido. Os niños se quedaron con sus abuelos mientras su madre se recuperaba en el hospital. Por fin había terminado aquella pesadilla.

                                                                                    Laura Mújica 2º ESO



MICRORRELATO
     En la oscuridad de la noche un relámpago iluminó su cara. Pedro estaba teniendo problemas para dormir, no le temía a las tormentas, ni a los rayos, le temía a los recuerdos oscuros que le asaltaban en ese  tipo de noches. Se giró en el colchón tratando de dormir, cuando una silueta quedó al descubierto por otro relámpago. Estaba encogida, envuelta en dos mantas y temblando de frío o eso le parecía. Era su hermana que le temía a los rayos, tenía los ojos llorosos y una expresión de pánico que Pedro no la conocía. Los dos se abrazaron y durmieron juntos hasta que amaneció.
                                                                                            Laura Martín





SOLO UN SUEÑO (MICRORRELATO)

  Abro los ojos y me encuentro atada de los pies a la cabeza en una habitación muy oscura. Intento moverme pero las cuerdas han sido atadas muy fuertemente, entonces… oigo unos pasos, el mango de la puerta empieza a girar y me encuentro con la silueta de un hombre sin cara, este se acerca y me dice que me matará. Intento gritar pero ningún sonido sale de mi boca.
  De repente oigo la voz de mi madre llamándome, la imagen de aquel hombre desparece. Abro los ojos y respiro aliviada, todo había sido un sueño, pero entonces recuerdo que hoy tenía un examen de lengua y deseo volver a la pesadilla.



                                                                                    Laura Dormido 3º ESO








MICRORRELATO   

    
  Abrí los ojos y me encontré .Me encontré con él, con el que me gustaría pasar el resto de mis días . Yo con lo presumida que soy y él con su elegancia y sutileza haríamos la pareja perfecta. Lo único que nos separaba era el precio,sí, y os preguntareis ¿qué precio?,era sumamente caro, ese bolso de Bimba y Lola que encajaba a la perfección conmigo, era  demasiado aro , no podía costeármelo .Me hice a la idea que con un bolso del mercadillo sería igual de igual de feliz , y seguí caminado por la Gran Vía de Madrid

                                                                                              Andrea Corporales 3ºESO





 



MICRORRELATO


  Lo que nadie sabía es que yo era el asesino. Era viernes a la tarde y todos los amigos nos reunimos en casa de Luis, tras pasar toda la tarde jugando a juegos de mesa , cantando canciones y muchas otras cosas , nos entró el hambre. Decidimos encargar una pizzas . Mientras las pizzas llegaban tuve una gran discusión  con Dani y me puse de muy mal humor .Poco tiempo después llegaron, cuando las dividimos de manera que a cada uno nos tocara dos pequeños trozos ,uno de esos pedazos se quedó sin dueño, finalmente decidimos no comerlo .Pero , con lo ansiosa que soy ,cuando nadie miraba me abalancé sobre esa porción y la engullí .Al acabar la noche todos se pensaron que fue el perro  de Dani , pero lo que ninguno se imaginaba  es que yo fui el asesino de esa inofensiva pizza de dos quesos
                               


                                                                                                Andrea Corporales 3ºESO






 






¿ASESINO EN SERIE?


  En la oscuridad de la noche un relámpago iluminó su rostro ,la oscuridad de la noche no dejaba ver con claridad aquella hermosa silueta ,suponía que pertenecía a una mujer ,diría que tendrá una edad entre los dieciséis y los veintiséis. La silueta empezó a correr al escuchar que alguien se acercaba, su postura mostraba cansancio ,por lo que me dio la sensación de que llevaba huyendo de aquellos pasos durante un buen rato …
  Esa noche no pegué ojo estaba tan preocupado por esa jovenzuela … la noche se me hizo larga ,encendí la tele ,aquella noche había desaparecido una joven de 18 años , los padres preocupados dijeron que la joven había cambiado mucho últimamente como si su comportamiento hubiera cambiado al completo ,se pasaba los días encerrada en  su habitación hablando sola y cuando salía de la habitación hablaba un idioma raro .Apagué la tele .No quería saber más sobre ese tema ,ya que la última joven que le pasaba algo parecido acabó suicidándose. La otra joven dejó una carta de despedida diciendo que ese no iba a ser su final y que volvería a por su familia para hacerle el favor que le había hecho a ella Judas ,este era el hombre de quien tanto hablaba.
  No sé qué podría ser. Al amanecer volví a poner la tele para saber si era el mismo caso y la joven apareció en el bosque colgada de una cuerda amarrada a una rama …



                                                                                                        Ángela López 3º ESO






Edurne Adrián







Microrrelato



  Lo que ellos no saben es que fui yo el asesino… Todos comentaban la noticia en el metro sin tener ni idea de lo que había sucedido. El gran abogado había aparecido muerto en su apartamento. Al parecer, después de cenar se sintió indispuesto y se acostó. Por la mañana su esposa lo encontró sin vida. Había sido un ataque al corazón. Seguro que algo tuvo que ver el coñac qué recibió como regalo en la reunión de accionistas... Estoy convencido de haber cometido el “crimen perfecto”.


 




MICRORRELATO

El árbol comenzó a llorar y la hierba que lo rodeaba y la pequeña margarita, que cada vez que lo veía encogía sus pétalos e intentaba hacerse pequeñita. Hasta las abejas, las moscas, los mosquitos y las alegres mariposas aceleraban su vuelo para desaparecer de aquel lugar. Sólo el caracol no pudo escapar. El golpe que le dio la manzana al rebotar en la cabeza de Newton no lo pudo superar, su concha acabó rota.


                                                                                                                              
Íñigo Expósito2ºB








INSTRUCCIONES PARA DUCHARSE

  Os vamos a dar una serie de pautas para que la ducha diaria sea un éxito.

  Primero. Después de levantarnos de la cama y estirarnos, ir al baño y desnudarse.

  Segundo. Comprobar que el agua salga caliente. Este punto es importante porque si el agua sale fría o templada, el baño no será un éxito, y nos lavaremos como los gatos.

  Tercero. Tener el champú y el gel necesarios. Las chicas suelen utilizar más productos, pero para proceder a realizar el baño con los dos productos citados anteriormente será suficiente.

  Cuarto. Después de haber realizado lo expuesto en los puntos anteriores, nos meteremos en la ducha, nos mojaremos y con la esponja impregnada en gel empezaremos a jabonarnos. Lo mismo haremos con la cabeza procurando que no nos entre champú, en los ojos. Si os habéis despistado y os entra champú en un ojo ¡Ajo y agua! Esperad a que se os pase.

  Y por último y no menos importante, secado del cuerpo. Secarse bien todas las partes del cuerpo desde la cabeza a los pies, vestirse y recoger el baño.


                                                                       Íñigo Expósito 2º ESO





 



MICRORRELATO

Con la esperanza de que su dueño algún día regresaría cogió la bicicleta y la llevó al cuarto donde estaban almacenados todos los juguetes y demás trastos que la gente iba olvidando. El otro día sin ir más lejos se encontró una muñeca. Le faltaba un brazo, una pierna y estaba tuerta de un ojo. El vestido estaba muy sucio pero con sus cuidados quedaría como nueva. Así que la guardó en su carro con mucho cuidado para no despeinarla. Allí a lo lejos se ve un balón. El joven continuó hasta el siguiente contenedor.





                                                              Íñigo Expósito 2 ESO


 



MICRORRELATO

Alguien estaba detrás de él. Lo observa todos los días. A cada minuto. Incluso hacía los mismos gestos. Se ponía la mano en la cabeza, él también. Daba palmas, él también. Pensó que si a lo mejor corría le daría esquinazo. Dicho y hecho. Se metió en el primer edificio que vio. Allí él no estaba. ¡No había nadie que hiciera lo mismo que él.
-¡La sombra tiene esas cosas!-pensó.

                                                      Íñigo Expósito 2º ESO




 




MICRORRELATO

Y en la oscuridad de la noche fue en busca de la luz, y recordando, mientras caminaba hacia su casa, la última clase de Lengua. Ana, su profesora, les había intentado explicar los antónimos. Todos sus compañeros habían elaborado un alista enorme de ellos: oscuridad - luz; noche – día; ciencias -letras; negro – blanco; vida – muerte … Y mientras seguía andando, de camino a casa, Lucas pensó que la vida era como un antónimo, ni todo era bueno ni todo era malo, que como las monedas toda cruz, tiene su cara.

                                                                                              Iñigo Expósito 2º ESO







MICRORRELATO

Y apareció en el hospital. Al principio, desorientado, no entendía lo que estaba pasando. Recordaba pasar por un túnel oscuro y al final una luz. Él estaba en medio, sin saber qué hacer, dudando. Sin embargo, alguna fuerza misteriosa le empujó a pasarlo y al final, en otra dimensión observaba a sus padres llorando, sus hijos, su mujer. Su familia. No pudo despedirse, no tuvo ocasión. Y su espíritu se dirigió al lugar donde sólo las almas más puras pueden descansar.

                                                           Íñigo Expósito 2º ESO






 



MICRORRELATO

La policía condecoró a esos gatos. Antes habían sido unos gatos callejeros. Ese tipo de gatos que andan perdidos por las calles, solitarios, perdidos en la noche. Invisibles. Van de un sitio a otro y nadie parecerse fijarse en ellos. Igual que ella. Cada día se pone una más cara, una pintura, un disfraz. Hoy se ha puesto en una esquina de una calle céntrica. Se ha quitado la gorra. La ha puesto en el suelo donde seguro que alguna moneda caerá. Y como todos los días, ha cogido su guitarra y se ha puesto a tocar.

                                                            Iñigo Expósito 2º ESO

 



MICRORRELATO

Y en la oscuridad de la noche un rayo iluminó su cara. Mamá se despertó sobresaltada, corrió la cortina y como en una película de miedo, sólo vio sombras que se movían al compás del fuerte viento. Se dirigió a la habitación de Lucas, donde dormía plácidamente. Lo arropó y sus manos tropezaron con su móvil. Pensó que había estado chateando con sus amigos hasta muy tarde. ¡Mira que se lo había advertido! ¡Nada de móvil por las noches! Conocía la contraseña y por unos momentos sintió curiosidad. Atrás quedaban los tiempos en que él le confiaba todos sus secretos y ella sentada a su lado le escuchaba atentamente.

                                                               Íñigo Expósito 2 ESO




 



MICRORRELATO

Y ganó la Champions, la Liga, la Copa del Mundo, el Mundialito, lo ganó todo. Había luchado con todas sus fuerzas y lo consiguió. Estaba curada. Los análisis y todas las pruebas habían dado negativo. Ni rastro. Una sonrisa se dibujó en su rostro. Se lo dijo a su familia. Se fue a casa. Guardó en una caja la peluca rizada que se había puesto. Ahora no le hacía falta. Tenía pelo. Guardó la pulsera del hospital, los análisis… todo. Lo guardo para recordar, para recordar que no hay que olvidar.


                                                   Íñigo Expósito 2º ESO






UN GOLPE BAJO (microrrelato)


  Lo que ellos no saben, es que fui yo el asesino. Todo el mundo odiaba a Manuel: egocéntrico, cruel, mentiroso...Se puede decir  que yo solo me vengué de todas las maldades que me hizo en el pasado.


  En la fiesta de Primavera, mientras todo el mundo se encontraba bebiendo y bailando, yo seguí a Manuel hasta la cocina para plantarle cara de una vez. El muy descarado me empujó y en cuanto se iba a dar la vuelta para irse, cogí una sartén y sin pensarlo le golpeé. Él empezó a sangrar, creía que se recuperaría del golpe pero no parecía respirar. ¿De verdad lo había matado? Salí corriendo de allí y volví a la fiesta como si no hubiera pasado nada.


  Al día siguiente, todo el vecindario se había enterado de la muerte de Manuel. La policía comenzó a interrogar a los asistentes de la fiesta, pero yo no tuve miedo y mentí como tan bien sabía.


                                                                                       Laura Dormido 3º ESO